jueves, 8 de octubre de 2009

EEUU, hundido

El déficit del presupuesto federal de los Estados Unidos se triplicó en el año fiscal 2009 que terminó la semana pasada para llegar a la marca histórica de US$1.400 billones. En medio de esto, Obama, el inoportuno, pretende reformar el sistema de salud cosa que costara US$900.000 millones en los próximos diez años. EEUU hace aguas por todos lados, sufre una gran caída de los ingresos por impuestos debida a la recesión, tuvo que costear US$245.000 millones en gastos de emergencia para rescatar a Wall Street, y se hizo cargo de las gigantes hipotecarias Fannie Mae y Freddie Mac para evitar que se desplomen estrepitosamente. Tuvo que gastar en un fabuloso e ineficaz paquete de estímulo a una economía moribunda y tuvo que aumentar los subsidios de desempleo y para… alimentos. El anterior déficit más alto había sido de US$459.000 millones, el año pasado. Los enormes déficit hará que los extranjeros no quieran seguir comprando deuda del Tesoro, y ahí si, ñato, sonaste como arpa vieja. Los déficit impulsarán las tasas de interés hacia arriba en los próximos años, ya que el gobierno tendrá que ofrecer rendimientos más altos para atraer inversiones, como cualquier pais subdesarrollado. Mientras tanto los rusos, chinos, indios y arabes se reunen en “secreto” para darle el tiro del gracia al dólar.

No hay comentarios.:

Entradas Relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...