domingo, 12 de diciembre de 2004

¿QUE SIGNIFICA EXACTAMENTE LA CAIDA DEL DOLAR?

¿Qué significará exactamente la caída del dólar para la economía estadounidense? Si el dólar pierde valor lentamente, dando a las empresas bastante tiempo para ajustar sus gastos, el principal efecto puede ser que se haga más competitiva la economía estadounidense. Pero si el dólar se hunde abruptamente, las consecuencias pueden ser graves. Las empresas y consumidores por igual podrían encontrarse limitados en su poder de compra y aplastados por tasas de interés por las nubes. En este momento los efectos de corto plazo de la caída del dólar ya son bastante acuciantes. Las importaciones se están volviendo más caras para los estadounidenses y las exportaciones de los USA se están volviendo menos costosas para los extranjeros. Hasta ahora la depreciación del dólar no redujo el déficit comercial del país. Las exportaciones han crecido a paso firme pero las importaciones han crecido aún más aceleradamente. ¿La caída del dólar llegará a eliminar alguna vez el déficit comercial? No necesariamente. Los estadounidenses pueden seguir comprando más importaciones mientras los extranjeros estén dispuestos a aceptar dólares. La caída del dólar es condición necesaria pero no suficiente para cerrar el déficit comercial. Tiene que crecer el ahorro del sector privado y del estado o tiene que caer la inversión. Nadie quiere que caiga la inversión en USA, por lo que tendrá que haber algún tipo de ajuste en el ahorro. Pero no está claro de qué modo la caída del dólar por si misma puede producirlo. Reducir el déficit comercial puede requerir tasas de interés de largo plazo más elevadas, las que podrían alentar a los estadounidenses a ahorrar más y depender menos del crédito externo. El directorio de la Reserva Federal viene subiendo los tipos de interés de corto plazo desde junio y se piensa que volverá a hacerlo en su próxima reunión. Si los operadores con bonos creen que los tipos de interés de corto plazo seguirán subiendo, casi con certeza subirán también los tipos de largo plazo. El potencial crecimiento de los déficits fiscales en Washington también ayuda a empujar los tipos de interés hacia arriba. Finalmente los acreedores extranjeros pueden comenzar a exigir tipos de interés más elevados de los deudores estadounidenses, porque los pagos en dólares ahora valen menos en la moneda de los acreedores. Para algunos economistas es un misterio por qué los tipos de interés de largo plazo aún no han subido. Probablemente sea por el enorme apetito de los bancos centrales extranjeros por los bonos del Tesoro estadounidenses. Los bancos extranjeros compraron US$ 260.000 millones en títulos del Tesoro en los 12 meses hasta septiembre.Al mantener bajos el rendimiento de los bonos del Tesoro, los bancos centrales extranjeros le quitan presión a los tipos de interés. Pero también han evitado o al menos pospuesto mayores caídas en el valor del dólar. Al corto plazo mucho dependerá de la velocidad con que cambie la cotización de la moneda. El mejor resultado sería un alza del ahorro en USA unido a una declinación gradual del dólar a un nivel sostenible. No hay duda de que el dólar tendrá que caer más y la economía podrá ajustarse de modo mucho más suave si el ajuste es gradual. Si los inversores perdieran confianza en el ambiente para los negocios en los USA o en la capacidad del gobierno federal de pagar sus deudas, el dólar podría caer abruptamente y los tipos de interés irse por las nubes. Eso podría provocar una recesión pese a una reducción del déficit comercial.


No hay comentarios.:

Entradas Relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...