miércoles, 8 de junio de 2011

El despegue de la industria nacional

Desde 2003 a la fecha en la Argentina el sector fabril creció 92% y su participación en el PBI actualmente alcanza 19%, la más alta de la región, por encima de Brasil y México, y superior a países como Estados Unidos (13%), Francia (12%) y España (11%). En este contexto el Gobierno lanzó a principio de año el Plan Estratégico Industrial Argentina 2020. Los objetivos del plan son llegar para 2020 a duplicar el PBI industrial y las exportaciones de manufacturas de origen industrial, avanzar hacia una mayor sustitución de importaciones y seguir bajando el desempleo hasta llegar a una tasa en torno a 5%. Para algunos economistas, más allá de los anuncios del Gobierno, el nuevo escenario macroeconómico pone, sin embargo, luces de alerta en el desarrollo industrial: un peso apreciado, la capacidad instalada casi al límite de sus posibilidades, poco crédito para el sector y la crisis financiera global son algunos de los obstáculos con los que se va a encontrar el tejido productivo en los próximos años. Los analistas afirman, además, que en este nuevo ciclo las empresas están obligadas a ser más competitivas, profundizar el cambio tecnológico, mirar las tendencias mundiales y aumentar en escala. Según la ministra de Industria Débora Giorgi, para el modelo productivo del Gobierno no hay sectores inviables. Los datos que expone revelan que todos los sectores industriales crecieron. La industria textil, automotriz y metalmecánica son tres ejemplos concretos del crecimiento. La primera se expandió 145%, la segunda 386% y la tercera 146% durante el lapso señalado. El Plan Estratégico tiene objetivos alcanzables, un crecimiento anual del PBI de 5%, del PBI industrial de 7%, de un comercio total de US$ 246.000 millones que nos asegurará un superávit de alrededor de US$ 26.000 millones, con una tasa de desempleo de 5% y un nivel de inversión que llegará a 27/28% sobre PBI. Desde 2003 a la fecha con el cambio de paradigma económico, político y social, nuestro país experimentó una transformación profunda que permitió la creación de 14.000 nuevas empresas industriales. Desde 2003 se crearon 140.000 nuevas pequeñas y medianas empresas y el sector genera 70% del empleo nacional. Las Pyme son un eslabón clave en la cadena productiva y la generación de empleo. Hace décadas que un Gobierno no ponía a disposición tantas herramientas para potenciar el desarrollo de las Pyme y este año se movilizarán unos $8.000 millones en créditos y apoyo económico directo. Durante 2010 las exportaciones de manufacturas de origen industrial (MOI) crecieron 9% respecto del año récord que fue 2008 y cerraron el año con más de US$ 24.000 millones (2.000 millones más que en 2008). Las MOI ocupan el primer lugar en los rubros exportados, por encima de las manufacturas de origen agropecuario, productos primarios y combustibles y energía. El año pasado llegaron a 35% del total de las exportaciones, además consolidan su dinamismo como sector exportable ya que superaron en 28% a 2009 y en 8,9% el anterior récord histórico registrado durante 2008. Así, 2008 y 2010 representan el bienio de mayores exportaciones de la historia nacional con US$ 138.500 millones. China, India y el Sudeste asiático demandan alimentos y energía, lo que revaloriza el precio de los commodities. Sin embargo, el desafío es que esos commodities no salgan de la Argentina sin valor agregado. Es imposible pensar en un desarrollo de la industria nacional sin un desarrollo regional. Por eso la inversión pública ha sido un factor determinante para impulsar el crecimiento de diferentes regiones del país. Cuando Néstor Kirchner llegó al Gobierno había 1,7 del producto destinado a la inversión pública; hoy es más de 4,2 del PBI. Se generaron las condiciones de infraestructura productiva, como la electricidad, los caminos y el gas, para que las regiones del país sean viables. Se ha logrado llevar la infraestructura a las zonas que más lo necesitan y hay ejemplos concretos de grandes empresas que invierten y se instalan como la planta de cerámica más grande del país en Salta (Cerámica Alberdi), y una de las cementeras más influyentes en Catamarca como Loma Negra. La industria es uno de los pilares del crecimiento económico. En el período 2003-2010, el empleo creció 71% y actualmente son 1.296.000 personas las que trabajan en el sector. Todo esto es lo que los liberales quieren destruir a toda costa, han logrado frenar el despegue del pais en otras ocasiones y se dicen: ¿Por qué esta vez no lo podemos volver hacer?. Dios los maldiga.

Fuente

1 comentario:

Jorge Ramiro dijo...

Creo que en los ultimos años, la industria argentina ha logrado despegar y se esta convirtiendo en un pilar muy fuerte de la economia nacional y del abastecimiento interno

Entradas Relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...