miércoles, 28 de enero de 2009

Estados Irresponsables y Delincuentes Unidos

Hay quienes suponen que en el origen de la crisis esta un grupo de especuladores que se dedicó a prestarle irresponsablemente a gente que quería comprar una vivienda pero no estaba calificaba para un crédito. ¿Pueden una pandilla de delincuentes codiciosos llevar el mundo a la quiebra usando como arma créditos incobrables?. ¿Tan frágil es el universo económico?. Esto sólo pasa cuando la liquidez abunda y, esta liquides solo la pueden generar una imprenta que imprime billetes sin respaldo. ¿Cómo sucedió? En el año, 2000, la economía de EE.UU. amenazaba con iniciar un proceso de ajuste. Por ello, la Reserva Federal, dirigida por Greenspan, en pos de alentar la demanda interna, empezó a inyectar fuertes dosis de liquidez, bajando su tasa de referencia hasta un 1%. Por otro lado, Bush empieza a desandar el camino de superávit fiscal de la administración Clinton y aumenta la colocación de deuda del Estado. Luego, en 2003, el nivel de actividad comenzó a crecer y el sector privado, también, incrementó su demanda de crédito. Ante dichas presiones al alza sobre la tasa de interés de mercado y para evitar que subiera por encima de la que había fijado como referencia, la FED respondió comprando, con emisión, bonos del Tesoro de los EE.UU. La gente y el gobierno demandaban crédito para gastar y la Fed les daba dólares recién salidos de la imprenta y con la tinta fresca. Desde 2004, la FED decidió combatir la aceleración de la inflación aumentando muy gradualmente la tasa de interés. Pero con Bernanke a la cabeza, la FED decidió detener, en 5,25%, la suba de su tasa de referencia por temor a las señales de debilidad del sector inmobiliario de los EE.UU. y su impacto negativo en la economía. Al bajar la tasa de interés incrementó los excedentes de liquidez existentes, respondiendo complacientemente a los ruegos de los inversores, que querían seguir ganando con el alza de los mercados, y de los políticos, deseosos de sostener un crecimiento económico artificial. Esta es la eterna ilusión que hace creer a los yanquis que se puede crecer “mágicamente” más allá de las propias posibilidades. ¿Por qué EEUU, un caso inverosímil de pais con irresponsabilidad política y económica, puede darse el lujo de llevar al desastre al mundo?. Historia viene así: En la época de Nixon, Francia (o más exactamente el General de Gaulle) decidió cambiar sus reservas en dólares por oro. Hasta ese momento y desde los pactos de Bretton Woods se había acordado que el oro y el dólar, con una equivalencia fija (US$35 la Onza Troy), serían el patrón de cambio internacional (antes la libra esterlina y la plata habían tenido la misma categoría); la respuesta americana fue enviar las toneladas de oro que correspondían, y declarar que su moneda no estaba respaldada en las reservas que tenía de ese metal, sino en la capacidad productiva de su economía, y que por lo tanto, en adelante, comenzarían una "nueva política económica"; así, faltando a los compromisos de Bretton Woods, determinó eliminar la convertibilidad del dólar, para tener las manos libres y emitir y emitir billetes verdes y con eso financiar su economía y sus guerras. El resultado fue que por más de treinta años el dólar se convirtió en el verdadero patrón de valor universal (el oro subió de precio comparativamente pero las reservas de los países se guardaron mayoritariamente en dólares). Fue ese poder hegemónico de su divisa -más que el de sus fuerzas armadas- lo que le permitió llegar a ser el imperio que se impuso al mundo: los últimos 25 años de déficits fiscales y comerciales de la nación americana han sido absorbidos en una parte (pequeña) por su fuerza productiva pero en otra parte (mayor) subsidiados por la devaluación que asumen los demás países a través de las reservas que mantienen en la divisa americana. Eso hoy no es posible, y por eso se generó esta crisis. El viejo truco ya no funciona. ¿Por qué?. Los dos déficits gemelos -el fiscal y el de la balanza comercial- podían mantenerse siempre y cuando la economía americana mantuviera su pujanza y representara la proporción del PIB mundial que en ese momento tenía; pero en los últimos 15 años el PIB americano ha crecido menos de la quinta parte del chino o del tercio del promedio del resto del mundo, y Estados Unidos está pasando en este momento por la recesión más grande desde la Gran Depresión. Hasta hace unos diez años esa operación era por lo menos concebible. Pero desde entonces tienen también valor y sirven de reserva el euro, un poco otras monedas como el yen, la libra, el franco suizo y sobre todo el verdadero valor de referencia se volvió el precio del petróleo. Algo similar está pasando con el comercio con China, cuando ya empezaron a comprar empresas americanas, al punto que el gobierno de Bush tuvo que prohibir la venta del puerto de Nueva York y de las compañías petroleras. El Gobierno chino en vez de vender o soltar al mercado los bonos del Gobierno americano que tiene, los trata de usar para hacer esas compras. Pero además el Gobierno chino es hoy el mayor poseedor de reservas en oro del mundo; por eso lo previsible es que la moneda china -el Yuan- será la que sacuda al mundo el día en que se desbarate el sistema actual. Antes el valor de las monedas de los diferentes países lo fijaba el resultado de la economía americana, al manejar (con la emisión de dólares) tanto el valor de sus reservas como el de los productos que intercambiaban con el extranjero. Sin embargo, Estados Unidos vivía de su economía interna con una mínima dependencia del comercio internacional (entre 4% y 7% en los 80´s) en contraste con las naciones europeas (Alemania, Francia, Suiza, Suecia, etc.) o Japón, que manejaban entre el 20% y el 30% de su PIB en intercambios internacionales. De ahí la idea de la 'globalización' (léase TLC's) promovida o impuesta por los gobiernos americanos para aprovechar esa estructura en la cual la moneda universal era el dólar y los déficits comerciales americanos se disimulaban y reducían con su pérdida de valor, ya que bajo el libre mercado quien manejaba la emisión tendría el mejor negocio al cambiar papel por materias primas (petróleo, por supuesto) y por productos elaborados en otros países. En el futuro, otros manejarán el valor del dólar: China, que por ser la más perjudicada con la caída del dólar, deberá respaldarlo porque la desestabilización consecuente le rompería todo su esquema de desarrollo e integración con el mundo; los países petroleros, que seguirán convirtiéndose en dueños de empresas americanas; y Europa que, como dueña del euro, fijará la paridad de este con el dólar. El reinado del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial terminará al mismo tiempo y por las mismas razones que la hegemonía del dólar.

1 comentario:

ENRIKE MENA KAVIEDEZ dijo...

EXCELENTE TU ANÁLISIS. ME ENCANT DICE LO QUE PENSABA MÁS LOS DATOS QUE ME FALTABAN PARA UNIR LAS PIEZAS DEL ROMPECABEZAS.
SIGUE ASÍ.
CREO QUE EN AGOSTO SE NOS VIENE LA DEPRESIÓN.

Entradas Relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...